Estudio de la densidad ósea en niños y adolescentes con afectación moderada y severa por parálisis cerebral

Doctoral thesis Spanish; Castilian OPEN
Tatay Díaz, Ángela (2016)

Falta palabras claves El término Parálisis Cerebral describe un grupo de trastornos permanentes del movimiento y la postura que provocan limitación de la actividad y que son secundarios a un daño puntual y no progresivo en el cerebro en desarrollo. Los trastornos motores de la Parálisis Cerebral se acompañan con frecuencia de alteraciones sensitivas, perceptivas, cognitivas, de la comunicación y el comportamiento, epilepsia y problemas secundarios a nivel del sistema musculoesquelético. La “baja densidad mineral ósea en relación a la edad", es un problema prevalente en la población infantil y de adultos jóvenes con parálisis cerebral con afectación neurológica moderada o severa.En ausencia de enfermedad, la dotación final de masa o pico de masa ósea viene determinada genéticamente aunque, la capacidad para alcanzar el propio potencial genético depende de varios factores extraesqueléticos. Los agentes más importantes que regulan la mineralización del esqueleto durante la infancia, adolescencia y vida adulta son una alimentación adecuada, hormonas y factores locales de crecimiento así como una adecuada actividad física; algunos de los cuales están alterados en a PCI. Mediante la determinación de los valores de densidad ósea en niños y adolescentes con afectación moderada y severa por parálisis cerebral de nuestra área de referencia podemos, no sólo comparar estos valores con las referencias de densidad mineral ósea existentes en la literatura para pacientes sanos en función de la edad y sexo, sino también, analizar la relación que las diferentes variables clínicas y antropométricas estudiadas tienen sobre la densidad ósea. Nuestros resultados muestran que los valores de DMO en un momento puntual del crecimiento en los pacientes con parálisis cerebral pertenecientes a los grupos IV y V de la clasificación GMFCS, son comparativamente más bajos que en pacientes sanos de la misma edad y sexo.En esta población de pacientes con parálisis cerebral con severa afectación neurológica y motora, hemos identificado que una mayor dificultad para la alimentación, la ingesta de fármacos antiepilépticos, la disminución en los parámetros nutricionales como el pliegue tricipital o la circunferencia del miembro superior así como la no participación en programas de bipedestación influyen de forma negativa sobre la densidad mineral ósea medida a nivel de fémur distal.
Share - Bookmark