La industria del vidrio y el medio ambiente Evolución, obligaciones y oportunidades

Article Spanish; Castilian OPEN
Tackels, Guy (1996)
  • Publisher: Sociedad Española de Cerámica y Vidrio

El medio ambiente se ha convertido en un componente inevitable de la gestión de las empresas. Estas han de encontrar un justo equilibrio entre los imperativos del crecimiento y la fragilidad del patrimonio del planeta. Este es el concepto de «desarrollo sostenible», que pretende satisfacer las necesidades actuales sin perjudicar a las de las generaciones futuras. En un contexto económico difícil, las industrias preocupadas por su imagen han aprendido a satisfacer no solamente las obligaciones impuestas por los poderes públicos sino también las exigencias de los consumidores con respecto a la calidad del medio ambiente y de respeto a su plan de vida. Los vidrieros no escapan a esta evolución y deben adaptarse a un mundo en transformación. Al vidrio no le faltan oportunidades para hacer frente a esta situación, pero, al mismo tiempo, quedan muchos esfuerzos por hacer para mejorar los procesos tecnológicos actuales y llegar a producir todavía más «limpio». El vidrio es un material ecológico por naturaleza: es inerte, reciclable al 100% y al infinito, a condición de que no esté contaminado. Su fabricación se hace por medio de un procedimiento seguro y sin grandes riesgos para el medio ambiente. Las fábricas de vidrio no están de hecho sujetas a la clasificación de la Directiva Europea «SEVESO», salvo algunos casos muy particulares de vidrios especiales. En conclusión, la fabricación del vidrio utiliza materias primas naturales (más del 80%) o sintéticas sin riesgo de almacenamiento o de transporte y genera pocos residuos específicos. Sin embargo, para elaborar el vidrio, hay que utilizar energía, y en ese nivel cuando hay todavía un margen de maniobra para minimizar los residuos. Por eso las palabras claves de los vidrieros en materia de medio ambiente son: economía de energía, control de la contaminación atmosférica y reciclado. Teniendo en cuenta ciertos matices, hay que poner de manifiesto las ventajas considerables que aporta el vidrio a la vida cotidiana: acristalamiento de edificios y automóviles, vidrio para embalajes y objetos de mesa, la fibra para aislamiento y refuerzo y todas las innumerables especialidades en vidrio óptico y en electrónica, por no citar más que las principales. Con respecto al medio ambiente, el vidrio permite economizar substancialmente la energía (doble acristalado, aislamiento) y reducir así la contaminación global del país. El vidrio para envases es el material que tiene la tasa de reciclado más elevada. Este artículo se divide en tres partes: en la primera, se examinan los diferentes aspectos del medio ambiente en la industria del vidrio. La segunda parte esta dedicada a la contaminación atmosférica por las emisiones de los hornos de las fábricas de vidrio y la tercera, a las diferentes maneras de reducirla.
Share - Bookmark

  • Download from
    Digital.CSIC via Digital.CSIC (Article, 1996)
  • Cite this publication