Influencia de la edad y la menopausia en el origen de la Dehiscencia del Canal Semicircular Superior

Doctoral thesis Spanish; Castilian OPEN
Fernández Castaño, Carmen (2014)
  • Subject: dehiscencia del canal semicircular superior | menopause | menopausia | aging | edad | superior semicircular canal dehiscence

145 p. : il., col. La dehiscencia del canal semicircular superior (DCSS) es una forma de vestibulopatía periférica caracterizada por la ausencia de cobertura ósea en el techo de dicho canal, de este modo su luz interior queda anormalmente abierta al espacio intracraneal en contacto directo con la meninge que tapiza el suelo de la fosa media. Esta dehiscencia se limitaría a la cápsula ótica y no afectaría, aparentemente, al laberinto membranoso. Su presentación clínica es variable, siendo incluso totalmente asintomática.La DCSS se sospecha por los síntomas clínicos ( vestibulares y/o auditivos), o por hallazgos exploratorios, pero para ser demostrada requiere de hallazgos positivos en las distintas exploraciones ( vestibulares, audiológicas, radiológicas y neurofisiológicas).No hay una explicación obvia de porqué los síntomas aparecen generalmente en la edad adulta, aunque se han postulado varias hipótesis, entre las que se ha sugerido que podría estar relacionada con traumatismos desencadenantes, en forma de ¿segundos eventos¿ que romperían una cobertura ósea adelgazada.Objetivos:El objetivo de esta tesis es evaluar la existencia de factores genéticos, alteraciones en el desarrollo y procesos de envejecimiento, como la menopausia, que podrían estar implicados en la etiopatogenia de la dehiscencia del canal semicircular superior.Material y Métodos: Se aborda el estudio y el material incluyendo estudios radiológicos-anatómicos y genéticos. Nuestro estudio es observacional, prospectivo y multicéntrico. La muestra del estudio se ha obtenido de los servicios de radiología de tres hospitales distintos que participan en el estudio. Los pacientes fueron reclutados de entre aquellos que acudían a los Departamentos de Radiología, de dichos hospitales, para realizar Tomografía Computarizada de sus huesos temporales. Se incluyen todos los oídos estudiados con laberinto normal, en los que fue posible medir, sin género de duda, el espesor del hueso que cubre el CSS, siendo ese espesor distinto de 0 mm (canales con dehiscencia).Quedando excluidos del estudio aquellos con cualquier tipo de alteración anatómica del laberinto, aquellos en los que las imágenes no permitieron al radiólogo (por diversas razones) realizar las mediciones necesarias, y los que presentaran una dehiscencia de canal semicircular superior ( radiológica). A todos los pacientes candidatos al estudio se les ha realizado una tomografía computarizada de sus huesos temporales, en cortes axiales y reconstrucciones coronales y sobre el plano de Pöschl. Así, hemos realizado el estudio radiológico del bloque laberíntico en 312 pacientes (582 oídos), ambos temporales se incluyeron en 270 pacientes y un solo temporal en el resto. El 55% de la muestra está formado por mujeres. El rango de edad ha sido de 2 a 88 años, siento 187 pacientes (60%) mayores de 45 años. En nuestro estudio hemos considerado que los oídos con una cobertura ósea inferior a 0,6 mm serían etiquetados como canales con espesor delgado, y aquellos con grosores superiores a 0,6 mm serían etiquetados como normales.Para evaluar la responsabilidad de las alteraciones genéticas en el origen de la dehiscencia de canal semicircular superior se realizó un estudio con sangre de tres pacientes, , que habían sido clínicamente diagnosticados de DCSS y que tuvieron posterior confirmación quirúrgica de dicho diagnóstico. Se obtuvieron nuestras de los mismos sometiendo al ADN a un protocolo de purificación standard (Salting-out). Los 11 exones y exones-intrones de la isoforma mas larga del gen COCH, así como el exón de POU3FH fueron analizados por medio de amplificación del PCR seguido del secuenciado de ADN. Los exones 1-2 de COCH fueron amplificados individualmente del resto de productos de PCR. Se generó una secuencia independiente para el resto de exones del gen COCH y para el exón POU3FA. También se realizó la amplificación del PCR y secuenciado de ADN para investigar la presencia de las mutaciones genéticas más frecuentes que se encuentran en el 50% de los alelos de los pacientes con Síndrome de Prended.Resultados y Discusión:En los 582 oídos, el grosor medio del techo del CSS en la muestra estudiada es de 1.07 (SD 0.49), habiendo encontrado que el 11.7% tienen un grosor menor de 0.6 mm, mientras que 88.83% tienen un grosor igual o superior a 0.6 mm. Considerando el grosor del techo del canal semicircular superior como una variable continua encontramos que existe una relación entre la edad y el grosor de la cobertura ósea del total de los 582 oídos del estudio, débil (r = - 0,097) pero estadísticamente significativa. . Así, la correlación entre el grosor del hueso que cubre al CSS y la edad mostró un lento decrecimiento del mismo con el paso de los años. El máximo grosor de la cobertura ósea apical del CSS en pacientes menores de 45 años fue 1,14 mm mientras que en sujetos mayores de 45 años fue de 1,02mm, diferencia estadísticamente significativa, lo que supone un claro adelgazamiento del techo del CSS asociado al paso de los años. Obviamente en aquellos sujetos en los que el grosor del CSS sea de 1mm la osteopenia asociada al envejecimiento no cambiará la integridad del mismo, pero es razonable pensar que aquellos sujetos que presentan desde el nacimiento un grosor de la cobertura ósea apical del CSS muy delgado, de 0,1 mm o 0,2 mm, la osteopenia asociada al envejecimiento que hemos encontrado en este estudio causará un adelgazamiento del techo del CSS que podría llevar a una dehiscencia del mismo.Observamos que el porcentaje de cubiertas óseas finas en el CSS (<0,6 mm) se incrementa de 7,1% en los sujetos menores de 45 años, hasta el 13,8% en los mayores de esa edad. Es decir, que el porcentaje de oídos con techo del CSS delgado aumenta con el paso de los años, considerando los 45 años como frontera entre la primera y segunda etapa de la vida. Sin embargo, si se estudian por separado los oídos de los hombres y de las mujeres el adelgazamiento del techo del CSS señalado sería únicamente estadísticamente significativa en el caso de las mujeres. Dichos hallazgos sugieren que la menopausia femenina es un factor complementario al del envejecimiento en el adelgazamiento del techo óseo del CSS.No hemos encontrado resultados concluyentes que sostengan una relación de la dehiscencia del canal semicircular superior con alteraciones genéticas puesto que las únicas variaciones encontradas en la secuencia de ADN de los tres pacientes fueron dos polimorfismos ya descritos en los nucleótidos (SNPs) en el gen COCH con una frecuencia en la población caucásica de 0,1 y 0,3 respectivamente y tampoco hemos encontrado mutaciones SLC26A4 relacionados con el SD. de prended/ DFNB4 ni mutaciones POU3F4 asociadas con la sordera ligada al X tipo III/ DFNX2.Conclusiones:El grosor medio de la cobertura ósea del canal semicircular superior es de 1.14 (0.52) mm en los sujetos de menos de 45 años, y desciende a 1.02 (0.45 mm) en sujetos mayores de esas edad, lo que representa una diferencia estadísticamente significativa. Dicho adelgazamiento es más manifiesto en el caso de las mujeres que en el de los hombres por lo que este hallazgo sugiere que la menopausia femenina es un factor complementario al del envejecimiento en el adelgazamiento del techo óseo del canal semicircular superior. Nuestros datos radiológicos sugieren que el envejecimiento y la menopausia se asocian a un adelgazamiento leve, pero significativo, de la cobertura ósea del canal semicircular superior. Este adelgazamiento podría conducir a una dehiscencia del canal únicamente en aquellos sujetos que nacen con una cobertura ósea muy delgada. Por otro lado, en presencia de una cobertura ósea congénitamente delgada, el adelgazamiento asociado al envejecimiento y la menopausia facilitaría el éxito de un ¿segundo evento¿ que determinara la formación de una dehiscencia. No hemos encontrado resultados concluyentes que sostengan una relación de la dehiscencia del canal semicircular superior con alteraciones genéticas.
Share - Bookmark