Mohamed VI y la paradoja de la transición marroquí

Article Spanish; Castilian OPEN
Desrues, Thierry (2000)

En este artículo se analiza algunos aspectos del primer año de Mohamed VI en el trono de Marruecos. El nuevo soberano ha sido presentado como la encarnación del cambio al tiempo que éste ha situado su reinado bajo el signo de las reformas. Por ello, dicho análisis se enmarca dentro del debate sobre la transición democrática haciendo hincapié, por un lado, en el peso de las inercias heredadas del pasado así como en las nuevas oportunidades que pueden surgir bajo la presión de las nuevas coyunturas; y, por otro lado, en el hecho de que el proyecto de democratización no puede restringirse al ámbito político. Desde esta doble perspectiva se presenta el legado de Hassan II caracterizado por la centralidad de la institución monárquica y por la subordinación de la sociedad política a ésta. Los limites de la apertura política de los últimos años plantean la necesaria renovación del sistema electoral y de la sociedad política así como la renovación del Majzen y de sus fórmulas de gestión neopatrimonial que han sido eficientes a la hora de controlar la sociedad pero incapaces de promover el desarrollo socioeconómico. Asimismo, el nuevo soberano hereda una situación socioeconómica deteriorada que, con la no-resolución del conflicto del Sáhara, plantea un alto grado de incertidumbre sobre el alcance del proceso de cambio. Por ello, el proyecto reformista de Mohamed VI pasa por la consolidación de unas sociedades civil y económica que actúen de relevos entre el poder político y la sociedad. Mientras tanto, en el periodo de transición actual, la paradoja radica en el hecho de que las demandas de cambio convergen hacia el nuevo monarca, por lo que éste además de reinar sigue gobernando.
Share - Bookmark